Productos antiescaras

¿Estás buscando los mejores productos antiescaras y no encuentras los que se adaptan a tus necesidades? ¿Quieres acabar definitivamente con esas molestas escaras? Echa un vistazo en nuestra web y elige los productos sanitarios que mejor se adapten a tus necesidades.

Una vez os hemos mostrado una recopilación con los mejores productos para combatir las escaras, os dejamos un poco de información sobre las mismas.

¿Qué son las escaras?

Las úlceras por presión (también conocidas como llagas por presión o escaras) son lesiones en la piel y el tejido subyacente, causadas principalmente por una presión prolongada en la piel. Pueden ocurrirle a cualquiera, pero generalmente afectan a las personas confinadas en la cama o que se sientan en una silla o en una silla de ruedas durante largos períodos de tiempo.

¿Cómo saber si tengo escaras en la piel?

Síntomas de escaras en la piel

Los signos de advertencia de las úlceras de decúbito o escaras son:

  • Cambios inusuales en el color o la textura de la piel
  • Hinchazón.
  • Drenaje similar al de los pus.
  • Un área de la piel que se siente más fría o más caliente al tacto que otras áreas.

El grado de daño de la piel y los tejidos va desde la piel roja e intacta hasta una lesión profunda que involucra al músculo y al hueso.

Escaras en ancianos, lo más habitual

En el caso de las personas que utilizan sillas de ruedas, en especial los ancianos, las escaras suelen aparecer en la piel en los siguientes sitios:

  • Coxis o nalgas.
  • Los omóplatos y la columna vertebral.
  • Los brazos y las piernas se apoyan en la silla.

Para las personas que necesitan permanecer en la cama, pueden aparecer escaras:

  • La parte trasera o los lados de la cabeza.
  • Los omóplatos.
  • La cadera, la parte baja de la espalda o el coxis.
  • Los talones, los tobillos y la piel detrás de las rodillas.

Grados y tipos de escaras

grados de escaras

¿Cómo curar las escaras?

El tratamiento de las úlceras por presión depende de su gravedad.

Para algunas personas, son un inconveniente que necesita cuidados básicos de enfermería. Para otras, pueden ser graves y llevar a complicaciones que ponen en peligro la vida, como el envenenamiento de la sangre. Las formas de evitar que las úlceras por presión empeoren y de ayudarlas a sanar incluyen:

  • Aplicar apósitos ó parches que aceleren el proceso de curación y puedan ayudar a aliviar la presión, así como aceites.
  • Moviéndose y cambiando regularmente de posición.
  • Utilizando colchones o cojines de espuma estática especialmente diseñados, o colchones y cojines dinámicos que tienen una bomba para proporcionar un flujo constante de aire, acompañados de una aplicación correcta de cremas ó pomadas.
  • Comer una dieta sana y equilibrada.
  • Uso de taloneras cuando sea así necesario.
  • Un procedimiento para limpiar la herida y eliminar el tejido dañado (desbridamiento).

La cirugía para extraer el tejido dañado y cerrar la herida se utiliza a veces en los casos más graves.